Etología de la vivienda humana, de los nidos de gorilas y chimpancés a la vivienda humana

El primatólogo Jordi Sabater Pi hace un estudio detallado de la construcción de nidos en gorilas y chimpancés. Estos resultados los compara con datos sobre las viviendas de sociedades tradicionales con quienes comparten entorno estos grandes simios. En este libro podemos descubrir qué tipos de plantas utilizan para construir nidos, de qué tamaño son, con qué frecuencia los realizan y otro tipo de datos interesantes al respecto.

Autor: Jordi Sabater Pi
Idioma:
Castellano
Editorial:
Labor Universitaria
Publicación:
1985
Nº de páginas:
126
Encuadernación:
Tapa blanda
ISBN:
9788433517395
Precio: 14 € Comprar!

.
.
.
.
.
.

2 pensamientos en “Etología de la vivienda humana, de los nidos de gorilas y chimpancés a la vivienda humana

  1. Hola Eduard.

    He estado viendo en el National Geographic TV online [ te pongo la dirección aquí -> http://video.nationalgeographic.com/video/player/news/animals-news/bonobos-say-no-vin.html ] un video en el que una madre Bonobo le hace el gesto “no” con la cabeza a su hijo. Y me planteo preguntas.

    ¿Ese gesto de negación con la cabeza, es innato o cultural? ¿lo ha adquirido de sus cuidadores(es decir de la cultura humana) o ya pertenecía a la cultura bonobo? En el primer caso ya sería una gran logro. Sabemos por experimentos, que los bonobos y otros simios tienen una cierta capacidad de comunicarse con nosotros con ayuda de algún panel de dibujos. E incluso alcanzan cierto nivel de abstracción. Lo cual haría que ese gesto de “No” no fuese tan sorprendente. Los bonobos, a partir de herramientas culturales que les proporcionamos saben comunicarse con nosotros y transmitirnos mensajes que construyen señalando ideogramas y siguiendo una sintaxis.

    Pero para saber la procedencia cultural a la que pertenece ese gesto negacional deberíamos estudiarlos en plena naturaleza en su hábitat natural y sin interferencia humana. Deberíamos estudiar sus tribus en su territorio natural y no en cautividad. No sé si los bonobos han tenido ocasión de ser estudiados por el equivalente a una Dian Fossey o una Jane Goodall. O si por el contrario la mayor parte de lo que sabemos de los bonobos procede de estudios en cautividad.

    Otra pregunta que me hago es si tal vez hemos contaminado demasiado culturalmente a estos simios. Dian Fossey nos permitió comprender a los gorilas de montaña, con una metodología de observación paciente y acercándose cada vez más para formar “parte” de la tribu y observarla desde dentro. Pero ¿y si tal vez hemos alterado la cultura gorila o la cultura chimpancé al hacer la observación? ¿Hasta que punto la hemos alterado?

    En termodinámica existe un principio que dice que no se puede medir directamente la temperatura cero absoluto K por que el propio instrumento de medida aportaría energía al experimento alterando la medida. Tal vez el estudio de animales en general lo debiéramos hacer sin que ellos se den cuenta que les observamos. El experimento y la observación en cautividad podría estar desnaturalizando la conducta normal del animal.

    Por otro lado, si vemos que la cultura de nuestros primos simios, es más sofisticada de lo que pensábamos, y así parece por lo que nos dice Jane Goodall, seguramente lo que estaríamos haciendo con ellos cuando destruimos su hábitat, los cazamos o invadimos su terriotrio tiene un nombre: etnocidio(destrucción de culturas).

    Se intentó incluso en España equiparar los derechos de esos simios a derechos humanos con la intención de que valoráramos que son parientes, protegerlos y evitar que se extingan. De haberse aprobado ya no sería un etnocidio si no un genocidio.

    Pero no pudo ser por que el ser humano en general y el político en particular casi nunca suele estar a la altura moral debida ni siquiera con los de su propia especie.

  2. Hasta ahora había indentificados tres gestos con la cabeza en bonobos, pero ninguno de ellos asociados al deseo de parar o prevenir la actividad de otro. Excepto dos casos aislados documentados de chimpancés diciendo “no” moviendo la cabeza de derecha a izquierda, no teníamos constancia hasta ahora de este otro gesto en esta especie. El artículo publicado al respecto, no aclara si se trata de un comportamiento innato o aprendido, pero debido a la ausencia de una muestra lo suficientemente fiable, no podemos decir gran cosa al respecto por el momento. El estudio es de hace apenas pocos meses,así que pronto sabremos más. Algo que tampoco aclara, es la procedencia de estos bonobos y su posible exposición a comportamientos humanos en el pasado. Gracias por tu interés. Pablo.

    Respecto a provocar cambios en las culturas de otros animales, esto es algo obvio en el caso de los elefantes, que en la India, cada vez se encuentran con entornos más fragmentados, lo que posiblemente les haya obligado a optar por otro tipo de estrategias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s