La Casa Amarilla de Tenerife

A pocos kilómetros del Puerto de la Cruz, ciudad turística y costera al norte de Tenerife, una antigua casa de campo de dos pisos observa impasible el paso del tiempo. Sólo un detalle la diferencia del resto de casas de tipo tradicional que pueblan el norte de la isla: el haber acogido entre 1913 y 1918 la Estación de Antropoides de Tenerife (EAT), considerada por la ciencia académica el primer centro de estudios primatológicos de la historia.

Somos Primates: La Casa Amarilla

La Casa Amarilla en 1999 tras los trabajos de demolición que se realizaron en esa década (imagen: Asociación Wolfgang Köhler).

Su director desde 1914, el psicólogo alemán experto en percepción Wolfgang Köhler, considerado padre de la escuela de la Gestalt por la psicología moderna, asumiría el control de la EAT hasta el final de sus días, valiéndose de su labor con los simios para la redacción de un texto clásico y multidisciplinar: La inteligencia de los chimpancés. La experiencia pionera de Köhler en Tenerife supondría un importante precedente para la primatología moderna, dotando a su autor de reconocimiento y prestigio a niveles internacionales. No correría la misma suerte sin embargo aquella casa de campo; ruinosa, vieja y en abandono; la que se conoce como La Casa Amarilla del Puerto de la Cruz se encuentra hoy al borde de la desaparición.

Por su ilustre pasado, la Casa Amarilla es hoy parte de la historia de la ciencia. Su nombre es citado en libros de texto y salones de conferencias de todo el mundo, y sin embargo sufre en la actualidad el más lamentable de los abandonos. Desde que fuera declarada Bien de Interés Cultural en 2005, la ley de Patrimonio Histórico de Canarias obliga a sus propietarios a procurar su conservación y mantenimiento en todo momento, así como a su restauración. Ninguno de estos compromisos han sido cumplidos hasta el momento.

Desafortunadamente, a principios de los noventa se realizaron obras de demolición en la Casa Amarilla que dieron abajo con la cubierta y parte de las caras este y norte. En esos mismos años se constituyó la Asociación Wolfgang Köhler de Tenerife, dedicada a promover la restauración de la Casa Amarilla mediante acciones de divulgación y a solicitar, en innumerables ocasiones, el compromiso de las administraciones públicas. Otras muchas instituciones, como la Fundación Canaria Orotava de Historia de la Ciencia y la Universidad de La Laguna, ya se han pronunciado oficialmente a favor e incluso ha presentado un proyecto de Museo para la Casa en el Ayuntamiento del Puerto de la Cruz.

Somos Primates: La Casa Amarilla

Aspecto de la fachada principal de la Casa Amarilla antes de la demolición (imagen: Asociación Wolfgang Köhler).

En el año 2004, Marcos Brito, actual alcalde del Puerto de la Cruz, se comprometió a salvar la Casa Amarilla y restaurarla frente a la Conferencia Nacional de Decanos de Psicología que presentó una propuesta sobre la restauración del recinto, hasta hoy incumplida. El apoyo a la restauración de la Casa Amarilla ha sido expresado por numerosas instituciones científicas de todo el mundo, así como por medios de comunicación nacionales, varios colegios de psicólogos, el Instituto Max Planck, la revista Nature y la primatóloga Jane Goodall.

Desde Somos Primates, nos gustaría sumarnos a esta iniciativa de la Asociación Wolfgang Köhler de Tenerife, que se opone a la demolición de este antiguo centro. Es nuestro deseo apoyar también el proyecto de creación de un Museo en La Casa Amarilla, ya que consideramos fundamental preservar aquellos lugares que fueron pioneros en la idea de que lo que nos separa de los otros grandes simios es tan poquito, que merece la pena estudiarlo en profundidad.

Un centro pionero a escala mundial

Fundada en 1912 por la Academia Prusiana de las Ciencias a expensas de la Fundación Albert Samson-Stiftung, la EAT surgiría inicialmente como una iniciativa personal del profesor del neurofisiólogo Max Rothmann para, según una de sus ponencias, “el establecimiento de investigaciones psicológicas y fisiológicas cerebrales en antropoides”.

Somos Primates: La Casa Amarilla

Eugen Teuber, el primer director de la EAT, con Tschego.

Los estudios poco sistemáticos y esporádicos realizados hasta entonces por militares y aventureros, o de forma ocasional en jardines zoológicos, resultaban insuficientes para cubrir la demanda de información sobre comportamiento animal o posibles vínculos de parentesco entre hombres y monos. Los científicos se plantearon entonces la creación de un centro de estudios primatológicos al que se pudiera llegar “a Europa en poco tiempo, pero sin alejar demasiado a los antropoides de la zona subtropical llevándolos demasiado al norte”.

Las Islas Canarias, al noroeste del continente africano, se ofrecía como un emplazamiento ideal para este proyecto. Su elección favorecía el traslado de los simios desde Asia -orangutanes- por la ruta de Tánger, o por África -chimpancés y gorilas-desde Camerún. En poco tiempo, un grupo de siete chimpancés de la subespecie Pan trolgodytes troglodytes se “alojó” en el Hotel Martiánez de Tenerife a la espera de un puesto definitivo para el centro. Mientras tanto se proponía al joven graduado Eugen Teuber para su dirección.

El propio Teuber se encargaría de establecer una sede para la EAT con el alquiler de una casa de campo “con cuatro habitaciones, cocina y jardín, y con un terreno de 2.000 metros cuadrados. […] El contrato es por siete años, pagando 1.140 marcos al año con derecho al agua y a usar el teléfono”. Un año después de su elección, el joven Teuber abandonaría su cargo por motivos personales.

Somos Primates: La Casa Amarilla

Los chimpancés Grande y Sultán.

A finales de 1913 se propuso un nuevo investigador para dirigir la AET: el asistente del Instituto de Psicología de la Universidad de Frankfurt, Wolfgang Köhler. Precisamente en esta institución, Köhler habría participado ya de forma destacada al intervenir junto on Max Wertheimer y Kurt Koffka en la serie de experimentos fundacionales de la escuela de la Gestalt, una de las principales ramas de la psicología.

En poco tiempo, el nuevo director se trasladó junto a su familia a Tenerife y formalizó su contrato para iniciar de forma inmediata sus experimentos con los simios. Para ello contaría con los medios establecidos de antemano por Teuber: un grupo de chimpancés compuesto por dos machos -Sultán y Kónsul- y cinco hembras -Tschego, Grande, Tercera, Rana y Chica-; un amplio patio de juegos con habitáculos para el descanso; un empleado de la zona -Manuel González y García, también llamado “el de los Machangos”- encargado de la alimentación y limpieza de los animales; y un laboratorio para la fotografía y filmación.

La labor de Köhler

El programa de Köhler estaba orientado al estudio de las emociones, la inteligencia y la percepción de los chimpancés. Destacan entre sus actividades la realización de tareas basadas en el uso del razonamiento, como acoplar cañas, apilar cajas o el uso de pértigas para alcanzar alimentos inaccesibles. Entre los años 1915 y 1921 se publica además una serie de cinco monografías descriptivas sobre los experimentos de la Casa Amarilla y sus resultados. Dos de ellas, la tercera y la cuarta, quedarían reunidas posteriormente en La inteligencia de los chimpancés, cuya variada influencia, extensible a campos tan dispares como la psicología, la etología o la primatología, terminaría otorgándole la condición de clásico científico a escala mundial.

Los años de Wolfgang Köhler y su familia en el Puerto de la Cruz transcurrirían sin incidencias salvo excepciones, como el hecho de ser acusado por sus vecinos de actuar para el gobierno germano durante la Primera Guerra Mundial espiando el tráfico de submarinos ingleses. En 1918, la EAT se trasladó a una nueva y espaciosa finca denominada El Ciprés, en el municipio aledaño de La Orotava. Meses más tarde, este centro pionero -el primero en todo el mundo dedicado al estudio de los primates- fue cerrado definitivamente por falta de presupuesto.

La crisis económica provocada por la Gran Guerra terminaría prematuramente con el proyecto ideado por Max Rothmann. Sus ochos años de existencia, sin embargo, resultarían suficientes para considerarlo un éxito científico y profesional. La EAT inspiraría la apertura de nuevos centros primatológicos por todo el mundo, como el Anthropoid Breeding and Experiment Station, fundado por Robert Yerkes en Orange Park (Florida).

Wolfgang Köhler, por su parte, fue nombrado en 1921 catedrático de Filosofía de la Universidad de Berlín, lo que le concedió además la dirección del Instituto de Psicología de dicha Universidad. Posteriormente fue nombrado Presidente de la Asociación Americana de Psicología, miembro de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, y Doctor Honoris Causa en universidades de Estados Unidos y Europa. En reconocimiento a su labor investigadora existe además hoy el Centro de Estudios Primatológicos Wolfgang Köhler de Leipzig, dedicado al estudio de los grandes simios y su conservación.

Héctor García
Colaborador de la Asociación Wolfgang Köhler de Tenerife

Actualización del administrador:

Podéis visitar el perfil de Facebook para la restauración de La Casa Amarilla pinchando aquí.

31 pensamientos en “La Casa Amarilla de Tenerife

  1. Muy sorprendido por la noticia, y apenado a la vez por la ignoancia del asunto, me parece algo extraordinario y de interés mundial, y como tal debería de haberse dado algo de ello en la formación, como historia, biología, etc. y simplemente se ha pasado por alto, algo lamentable, mínimo conocimiento del mismo para la gente Canraria…

    Lo que me ronda por la cabeza es, ¿qué se hizo con los documentos allí archivados? y más importante aún, donde fueron a parar los simios allí hospedados?.

  2. Soy de Tenerife y no tenía ni idea de la existencia de esta casa y mucho menos de la historia que has contado. Todos los días se aprende algo, el turismo de chancleta y bocata casi no han dejado espacio en la isla para otra cosa que no sean hoteles, parques temáticos, etc. y mucho menos para la investigación, salvo la excepción de la investigación astronómica. Estaría bien que restauraran la casa pero sobretodo que divulgaran lo que allí pasaba.

  3. Qué vergüenza, soy de San Juan de la Rambla a quince quilómetros del Puerto de la Cruz. Ya tenía constancia de la existencia de esta casa y de su abandono, mi hermano es psicólogo y me había comentado algo de este asunto indignado por esta situación y sintiendo vergüenza, pues aunque sensibilizados por el tema, poco podemos hacer los tinerfeños cuando quienes deciden donde invertir para rehabilitar espacios como estos, no dejan de ser quienes gestionan los dineros de todos. ¡¡¡Qué horror y qué ignorancia!!!

  4. “no dejan de ser quienes gestionan los dineros de todos” para invertirlos mejor en macroproyectos impuestos e ilegales, como es el Puerto de Granadilla, esa sí que es una buena inversión y un gran legado para nuestros hijos! olé! ..y el pueblo ignorante les sigue votando, es increible.

  5. la verdad que si, da una pena muy grande yo de pequeño jugue dentro de esa casa, ahora no hay quien se acerque, el alcalde del puerto de la cruz prometio mucho e hizo poco y aun asi sigue gobernando, una verguenza que no hechen a este gandul a la calle.

  6. Yo soy del Pto de la Cruz y a nadie se le escapa “La Casa Amarilla”. De hecho, no hay ninguna persona de la generación del 84 que no haya entrado de manera ilegal en la casa, incluido yo. La casa, abandonada desde mis primero días, se convirtió en casa de ocupas y en lugar de hechizos y wijas por parte de los más oscuros. A nosotros simplemente nos gustaba saltar el muro y meternos en territorio desconocido a sabiendas de que estábamos haciendo mal. LA casa en sí es preciosa y es una pena que esté desapaceciendo. Ojala la reconstruyan. Suerte!

  7. Soy de Tenerife y no tenía ni idea de la exisitencia de algo así en la isla, estoy muy sorprendida. Comparto las opiniones anteriores, nuestros gobernantes han vendido las islas al turismo barato de sol y playa ignorando este tipo de recintos, pero claro, da más dinero la construcción masiva de hoteles, puertos, playas… que restaurar y mantener la Casa Amarilla; en fin…

  8. Hola Juan Carlos,

    Los informes realizados por Eugen Teuber y Wolfgang Köhler en Tenerife fueron remitidos periódicamente a la Comisión para la Estación de Antropoides de la Fundación Albert Samson. Es de suponer que los originales de estos informes se encuentran hoy en esta institución, o en aquella o aquellas otras herederas de su legado documental. Sería interesante localizar esta documentación; si algún día la Casa Amarilla llega a convertirse en un museo conmemorativo de la obra de Wolfgang Köhler, podría albergar algunos de estos informes originales.

    Tras el cierre de la Estación, los chimpancés de la Casa Amarilla fueron trasladados al Zoológico de Berlín. Desgraciadamente, morirían al poco tiempo de llegar a su nueva localidad, tras ocho años de vida en Tenerife en condiciones aceptables de salud. A modo de anécdota, te diré que en este mismo zoológico, Rana la Traviesa – una de las chimpancés de la Casa Amarilla – pariría la primera cría de chimpancé nacida en cautividad de toda Europa.

  9. Hola Christian,

    Puede que me equivoque, pero es posible que confundas la Casa Amarilla con la Casona de San Fernando, un Bien de Interés Cultural, situado también en el Puerto de la Cruz, pero en el centro. Esta casa, preciosa como tu dices, fue una antigua casa de recreo inglesa; hoy en día se encuentra abandonada y deteriorada tras su incendio de 2008. Está además rodeada por unos muros de bloques, y se decía de ella que estaba encantada.

  10. Soy de Tenerife, aunque hace años que no resido allí, no sabía nada de esta casa, he preguntado a mi madre pero tampoco recuerda. Es una lástima que ocurran estas cosas, además siendo este asunto de interés mundial. Los políticos no tienen en cuenta que los temas referentes a la Ciencia son importantes tambien para el tema turístico, que parece que es lo único que les importa. Hojalá alguien tenga dos dedos de frente y reconstruyan esa casa y toda su historia. saludos a todos.

  11. Totalmente de acuerdo con fer. De la historia de Tenerife debe de haber mucho conocimiento que descubrir y cosas que han marcado un antes y un después, como es el caso. Y tiene razón, el turismo de tipo científico puede enriquecer mucho la ciudad, trabajando en el Tema y buscando apoyo quizá los tinerfeños encuentren su filón de cultura que es a la vez riqueza para ellos y para el resto del mundo. Es una idea que motiva.

  12. Yo tambien entre en esa casa sin saber lo que sus paredes caidas encerraban;a modo de broma mi prima y yo comentamos que si tuviesemos dinero la comprariamos para restaurarla.Y si esperamos por las promesas del sr.Brito,acostumbrado a dormirse en los laureles……lo tenemos claro.Ojala algun dia la restauren y podamos ver toda la documentacion y todo lo que en ella se descubria.

  13. Hola Guyus,

    En relación a tu comentario me gustaría aclarar que los experimentos realizados en la Casa Amarilla fueron específicamente diseñados para ampliar los conocimientos sobre la inteligencia y conducta de los grandes simios – como los chimpancés -, así como la de los seres humanos a partir de la Psicología Comparativa. Este tipo de experimentación supone un tipo de ciencia muy diferente al de la exploración animal con fines médicos o farmacológicos, en el que los animales sufren una serie de daños o lesiones para la realización de un fin que luego no les repercute. La Casa Amarilla supuso un experimento pionero que acercaría un poco más a seres humanos y simios a partir del conocimiento y estudio de estos últimos.

    En este sentido, cabe destacar el apoyo manifestado por entidades como el Proyecto Gran Simio, o figuras destacadas de la ciencia y la defensa de los simios, como la Dra. Jane Goodall, a la restauración de la Casa Amarilla y su conversión en un museo.

  14. despues de leer todos estos comentarios , que en la mayoria de los casos comparto solo me queda hacer una reflexion,,,, que facil es la critica y que poco tiempo invertimos en poner las cosas en su sitio, o lo que algunos creemos que es su sitio,,,,,como podemos cambiar la filosofia del mundo ,!!! si no construimos nuevos caminos para poder empezar una nueva trayectoria,!! no destruyendo lo que hay , pero ir buscando el paralelismo para luego convertirlo en una interseccion

  15. En el año 90 viaje a la Universidad de la Laguna para un concurso-oposicición para ocupar un plaza de profesor asociado. El perfil era de condicionamiento y aprendizaje. En algún momento de mi intervención recordé a los miembros del tribunal la importancia de los estudio W. Kohler con chimpancés en Tenerife. Me sorprendió que ninguno conociera o recordaba el paso por la isla de tan importante Psicólogo. Me alegra saber que hay un movimiento para tratar de conservar el lugar. Hoy soy profesor de historia de la psicología en la Universidad de Almería.

  16. Desde hace tiempo, hay una serie de personas intentando que no se deje en el olvido este edificio, que históricamente es tan importante y
    las autoridades competentes, hacen caso omiso. Sobre todo las autoridades del Puerto de la Cruz. A ver si La Orotava, hace algo y así mismo el Cabildo. Se podría destinar al menos a museo y biblioteca.

  17. he leido hace tiempo un trabajo del desaparecido y creo olvidado K Sagan que señalaba que estos olvidos y abandonos del tema eran interesados porque la especie humana queria escamotear la informacion de la inteligencia de los llamados seres inferiores

  18. DICE JANET:cómo se hace ciencia sin memoria? increible como otra tantas cosas a las que nos acostumbramos.

    Qué es la ciencia? Conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales.

    La ciencia tal y como la conocemos, tiene sus limitaciones, como todo aunque ésta se desarrolla en un universo ilimitado para nosotros. No vemos el fín. hablando desde el punto científico actual, ahora.

    La ciencia desecha también aquello que ya no sirve.

    Imagina que llegas a este mundo en este momento sin nada, sin prejuicios, ni juicios?

    Todos somos científicos que conste… Luego observas, razonas y plaf!!! te sorprendes de cuantas cosas descubres… Pero si te excluyes de esa observación, entonces es normal que te cuestiones esto que dices?

    Sigamos descubriendo. La experiencia, el conocimiento no es igual a sabiduría cuando esa experiencia, ese conocimiento son continuidad, entonces… mírate y mira a tu alrededor.

  19. El tema es tan recurrente y se lleva tanto tiempo intentando darle una solución que se pierde la esperanza de lograr algo. La importancia del sitio está clara, desde la Universidad de la Laguna se lleva tiempo solicitando su adquisición o expropiación (http://www.losrealejos.biz/article-la-ull-pide-la-expropiacion-de-la-casa-amarilla-42227325.html), pero autoridades siguen dejando que se caiga poco a poco. Habría que ver quienes son los propietarios reales y por qué no se compra o se expropia de una vez.

  20. En mi humilde opinión el actual estado de esta casa es el resultado de la especulación y la dejadez política. Me da vergüenza ajena. Esta casa publicita el nombre de Puerto de la Cruz y Tenerife en todo el mundo. Se aluden los experimentos en libros de zoología, filosofía y psicología. Por tanto esta casa si es rehabilitada o reconstruida se puede convertir en un importante recurso turístico. Nuestros políticos no están a la altura de las circunstancias y son buen reflejo de la incultura y falta de respeto a nuestro patrimonio histórico. En nuestras manos está unirnos todos, comenzar a plantar batalla con la lógica y argumentos a oscuros intereses para que las cosas cambien. Si no defendemos lo nuestro nadie lo hará por nosotros, perderemos nuestra identidad progresivamente… y un pueblo sin raíces ni identidad no tiene futuro. No podemos limitarnos a manifestar nuestra cultura en ferias, fiestas y romerías, tenemos que ampliar nuestro ángulo de visión.

  21. De acuerdo con el último comentario de Daniel sobre la ineptitud de los políticos, en particular de los del Puerto de la Cruz y del Cabildo.
    En cuanto a la casa en sí, creo estar de acuerdo en la apreciación hecha por Tomás, en el sentido de que se está confundiendo la Casa Amarilla , ubicada en ruinas en zonas aledañas al barrio de La Paz, con la Casona de San Fernando, ubicada en esa zona del monte Taoro, siendo ésta última la que se quemó hace un par de años. Pero la que lleva años en ruinas es la Casa Amarilla.
    Una petición: que a los políticos no se les llene tanto la boca con promesas, como la de Marcos Brito y su supuesta intención de querer salvar y rehabilitar dicho edificio.

  22. Acaban de terminar la resturación de “La Casa Roja” en el Sauzal y no estoy segura, pero creo que ahi pondran el museo de La Lucha Canaria ,esto me llena de satisfacción y de orgullo. Por favor tomen ejemplo, ya es hora de defender y de cuidar lo nuestro.

  23. Me parece indignante que un hito histórico a nivel mundial que tenemos en nuestra isla sea abandonado al olvido y a la desaparición por parte de las autoridades pertinentes, que para nada miran por el interés de nuestra tierra, sólo se preocupan de estar 4 años más gobernando y no ven más allá. Soy estudiante de psicología de la universidad de La Laguna y me daría vergüenza a ojos del resto de comunidad científica y de países en general, ya que esto es de interés para todo el mudo, que la gente de mi tierra deje que una parte tan importante de nuestra historia se pierda así. Si es que aquí sólo triunfa el catetismo y el turismo de playita, chancleta y botellón mientras las cosas realmente interesantes, y que seguro que atraerían a muchas personas, se dejan de lado.

  24. mi bisabuelo trabajo en dicho centro como cuidador de simios lo conoci y mi familia me ha hablado de su lavor se llamaba manuel tengo fotos de el y fui el unico bisnieto que comia con el ya que existia una gerarquia en ese entonces en la familia..es grato recuperar nuestra historia de canarias y de sus municipios y de los humildes trabajadores que en ella participaban dando un empujoncito a la ciencia y a los trabajos de estos cientificos..por ello a mi bisabuelo lo apodaron don manuel de los machangos ya que la gente llamaba a los simios machangos y los ejercicios que realizaban bajo la supervivion de mi bisabuelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s