El duelo de los animales

Katherine Cronin y Edwin Van Leeuwen, del Instituto Max Planck de Psicolingüística, en Holanda, han recogido por primera vez en detalle las reacciones de un grupo de chimpancés ante la muerte de una cría de dieciséis meses de edad. Este grupo de primates huérfanos, rescatados del mercado ilegal, pertenecen al orfanato para animales salvajes de Chimfunshi, en Zambia.

Expectación en el traslado del cadáver de Dorothy en el Sanaga-Yong Chimpanzee Rescue Center (foto: Monica Szczupider, IDA-Africa).

El equipo dirigido por Cronin registró el comportamiento durante las horas que siguieron a la muerte de la cría y pudo comprobar la dificultad que supuso para la madre romper con el estrecho vínculo que le unía con su hijo. Tras cargar con el cuerpo durante más de un día, lo posó en un claro y repetidamente se acercó para presionar con sus dedos en la cara y en el cuello. Luego lo trasladó al lugar donde estaba el resto del grupo y se quedó observando cómo estos se interesaban por él. A la mañana siguiente todos abandonaron el cuerpo. Curiosamente, los autores huyen de cualquier tipo de interpretación y su intención es que el público pueda juzgar por sí mismo las conductas que muestran estos primates ante la muerte.

Pero estas respuestas también han sido descritos en otras especies de mamíferos, como es el caso de los elefantes. Por ejemplo, hace unos años se notificó en la India, el caso de una hembra de elefante llamada Damini, que tras la muerte de una compañera más joven en un parto se negó a comer durante días, lo que acabó por provocarle la muerte a ella también. El cuidador dice que se habían convertido en amigos inseparables tras el traslado de la elefanta preñada meses atrás.

Cada mes aparecen nuevas anécdotas que prueban que los animales son sensibles a la enfermedad y la muerte de miembros de su especie. Cynthia Moss describe una ocasión en la que pudo observar a una elefanta ser abatida a disparos por un grupo de cazadores. Entonces, los familiares corrieron desesperados en su auxilio. Luego, arrodillados, colocaron los colmillos bajo su cuerpo para tratar de levantarla. Aunque lo consiguieron, el animal acabó por desplomarse. Entonces la familia entera intentó reanimarla y uno de los miembros incluso arrancó unas yerbas para colocarlas en su boca. Desafortunadamente todo intento fue inútil y falleció a las pocas horas.

Respuesta de una madre chimpancé a la muerte de su cría captada por investigadores del Instituto Max Planck de Neurolingüística.

Karen McComb, experta en comunicación animal de la Universidad de Sussex, Inglaterra, ha comparado las reacciones de varios animales ante muertos de su propia especie y ha encontrado interesantes diferencias. Los leones suelen oler y lamer los cadáveres de su propia especie antes de devorarlos. Los chimpancés muestran interacciones más prolongadas y complejas con los compañeros que han muerto, pero los abandonan una vez que comienzan a descomponerse. Por el contrario, los elefantes parecen mostrar algo así como un “homenaje” prolongado en el tiempo, ya que acostumbran a tocar y acariciar los huesos de sus fallecidos con las trompas y colmillos.

Aunque es cierto que hasta ahora no sabemos gran cosa sobre cómo reaccionan los animales ante la muerte de sus congéneres, cada vez son más las evidencias de que son sensibles ante estas fatalidades. Además, si tenemos en cuenta que los animales sociales desarrollamos vínculos y apegos de una fuerte intensidad con otros miembros, lo lógico es pensar que experimentamos algún tipo de emoción negativa o aflicción en su ausencia. Es excesivamente arrogante pensar que los humanos somos los únicos animales que sufrimos de procesos de duelo.

20 pensamientos en “El duelo de los animales

  1. Pingback: Tweets that mention Somos Primates » El duelo de los animales -- Topsy.com

  2. Nuestra gata Misi, cuando nuestra perra Tuca murió mientras descansaba en el sofá de casa, pasó luego interminables horas, durante días, tumbada justo en el mismo sitio. No era un sitio que a ella le gustara antes de eso, de hecho nunca se tumbaba en el asiento del sofá sino que se encaramaba en el respaldo. Lo hizo durante unos días, y un buen día dejó de hacerlo.
    Esta misma perra, Tuca, cuando fue madre por primera vez, perdió a uno de sus cachorros que murió envenenado con 3 meses. Ella no paró de darle con el hocico durante un buen rato y mirar a mi marido como pidiéndole socorro, intentaba moverlo con la pata delantera y lo lamía desesperada. Luego, pasó semanas aullando mientras dormía.
    Cuando empezó a enfermar, los otros perros con los que convivía la evitaban, incluso evitaban beber del mismo agua que ella bebía. Era un rechazo físico a su enfermedad y a su olor que no habíamos visto antes en ninguno de ellos.
    En fin, claro que son sensibles a la muerte y a la enfermedad. Sólo hay que detenerse a observarles.

  3. Tuve un perro que se llamaba Silver,desgraciadamente murió,y le quise tanto y el a mí,que doy gracias a la vida de haber tenido esta experiencia de cariño con mi amigo Silver.Quien no ha amado a un ser distinto, no está completo.Silver te sigo añorando y queriendo,amigo.

  4. Pingback: El duelo de los animales

  5. Nuestro dogo alemán ANKO no se separaba de mi lado cuando me quedaba sola en casa mientras me hacían el tratamiento de quimioterapia para superar un cáncer, solo se separaba de mi cuando regresaba mi familia.
    De alguna manera el sabia que yo estaba enferma y me “cuidaba “

  6. En mi opinion esto demuestra que los lazos afectivos existen en todas las especies solo cambia la manera de demostrarlo.Y en la sociedad humana a medida que nos modernizamos, “civilizamos”? nos volvemos mas inhumanos .es contradictorio!!!.llevamos nuestros mayores a asilos y cuando nos morimos nos meten en una nevera,en vez de hacer tods la noche un velatorio,como haria culquier chimpancé.

  7. Los que sentimos somos nosotros viendo a esos animales, pero eso no significa que ellos sientan, si no que nosotros transmitimos nuestros sentimientos a ellos

  8. Al ver el comportamiento de los elefantes da la sensación que tienen sentimientos como nosotros, las madres son muy tiernas y protectoras con sus crías y estas necesitan a la madre durante un largo periodo de tiempo, incluso quedan traumatizadas de por vida ante la muerte-generalmente violenta y a tiros-de su madre, parecen bastante buena gente. Muchas veces me perturba la imagen de tanta masacre y muerte a la que se les ha llevado, incluso los humanos somos tan apañaos que hacemos latas de conserva con su carne.

  9. Querido Amigo Ron perdona pero no estoy de acuerdo contigo dices que ellos no sienten yo creo que si pues yo me he criado siempre con Animales y te puedo decir que yo tenia un perro y cuando estaba enferma el no se separaba de mi cama y no dejaba que se acercara nadie pero solo lo hacia cuando estaba enferma .Yo conocia una vecina que tenia una amiga que tenia un Perrito y esa Amiga se murio y se lo dejo a mi vecina el Perrito dejo de comer lo llevaron al veterinario , no tenia nada solo tristeza ,fueron pasando los dias y nada el Perrito no comia y al final no pudieron hacer nada se murio de pena. Yo si creo que sienten algo .Lo que no tienen es la nocion del tiempo.Un saludo

  10. Querido Amigo Ron perdona pero no estoy de acuerdo contigo dices que ellos no sienten yo creo que si pues yo me he criado siempre con Animales y te puedo decir que yo tenia un perro y cuando estaba enferma el no se separaba de mi cama y no dejaba que se acercara nadie pero solo lo hacia cuando estaba enferma .Yo conocia una vecina que tenia una amiga que tenia un Perrito y esa Amiga se murio y se lo dejo a mi vecina el Perrito dejo de comer lo llevaron al veterinario , no tenia nada solo tristeza ,fueron pasando los dias y nada el Perrito no comia y al final no pudieron hacer nada se murio de pena. Yo si creo que sienten algo .Lo que no tienen es la nocion del tiempo.Un saludo

  11. Creo que los animales también tienen sus sentimientos y , por supuesto, les duele la muerte de sus seres queridos, cosa que ocurre a muchos animales domésticos cuando muere su “dueño” (no me gusta esta palabra ). Si el amor, tristeza, y demás sentimientos, tienen que ver con determinadas hormonas y otras sustancias que el organismo segrega, estamos hablando de química y por tanto es factible que también les pase a los animales.Me gustaría decir algo de los elefantes, aprovechando que se ha hablado de ellos. Estos animales , además de tener una excelente memoria y buena inteligencia, son de los pocos animales, si no los únicos, que veneran a sus antepasados esparciendo los huesos por diferentes sitios y enterrando sus colmillos para que no se los lleve el hombre. Increible, ¿no? Ante semejante ceremonia, ¿Cómo podemos asegurar que los humanos somos los únicos que sentimos la muerte de nuestros seres queridos?

  12. Las personas sentimos dolor pues ¿Los animales no sienten el dolor cuando les hacen daño? . Entonces quien puede decir que no puedan sentir la perdida de algún individuo de la manada. Sobretodo aquellos animales que viven en grupo dónde cada uno tiene una función determinada. La perdida deja un lugar vacio en sus vidas. k a veces se puede superar pronto con el paso del tiempo y otras es más costoso.
    Pero no hay mal que duré 100 años ni cuerpo k lo aguante como dice Sakira. Besos a tod@s.

  13. Si dedicásemosun poco de tiempo en observar los animales que tenemos a nuestro alrededor,nos quedaríamos “flipando”.Recuerdo un día en una casa de alquiler en la que vivimos un tiempo. Fui a bañarme y en la bañera había una cucaracha, Como es normal me dio asco y miedo ala par, pero vencí ambas cosas y observé como ella estaba mas asustada que yo, corría de un lado a otro de la bañera sin poder escapar, en un momento se paró , levantó lacabeza, y juro que me miró. Fue algo que no puedo explicar, pero me sentí cucaracha .Cogí una revista, la puse en el suelo de la bañera y ella se subió encima muy tranquila, no se movió cuando con cuidado la llevé a la ventana y la solté..Salió volando y no volví a ver mas cucarachas en esa casa. S i quereis creerlo , lo creeis y si no , no, pero es la verdad. Desde entonces respeto a todos los animales por repugnantes que me parezcan

  14. Lo que puedo entender del articulo y de vuestros comentarios, es que los sentimientos estan separados de la consciencia en los animales.

    Un ser humano sano siente si esta consciente
    Un ser humano enfermo siente y no necesariamente esta consciente

    Maria Helena

  15. “Es excesivamente arrogante pensar que los humanos somos los únicos animales que sufrimos de procesos de duelo”. Genial artículo Pablo. Muchas felicidades.

  16. Es inevitable empatizar con el pesar expresado por la madre chimpancé ante su cría muerta: el bloqueo, los movimientos lentos, las comprobaciones de su estado, la aproximación al cuerpo y toma de distancia sin abandonarlo, a la espera quizá de alguna señal esperanzadora… Pero me pregunto si entre los demás miembros del grupo se ha encontrado alguna señal consoladora a la madre, un luto compartido, alguna ayuda extraordinaria, como mantenerse más cerca, ofrecerle alimentos o cualquier otra conducta protectora-reparadora. Entre los humanos, el duelo expresado por la ruptura de un vínculo es un potente desencadenador de respuestas empáticas. De hecho, una función importante que cumple la experiencia y expresión de la tristeza en nosotros es la reorganización, de los vínculos, o de toda la existencia, en función del significado de la pérdida. ¿Se sabe algo acerca de ésto?
    Gracias por este interesante artículo. Saludos.

  17. ¡Enhorabuena Pablo! Haces las delicias de los que pasamos por aquí a menudo. No soy capaz de dejar a medias ninguno de los artículos que publicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s