Mírame y te diré cómo eres

La vida en grupo requiere de capacidades especiales para referirse al entorno social de una manera efectiva, pero más fundamental resulta el detectar los estados internos en el que se encuentran otros miembros. Las expresiones faciales son señales fundamentales para la comunicación social entre los primates humanos, ya que proporcionan información en tiempo real sobre el estado de ánimo de los individuos con quienes interactuamos.

Ilustración de un chimpancé malhumorado publicada en el libro de Charles Darwin “La expresión de las emociones en humanos y animales” (imagen: Wikimedia Commons).

Pero el alcance de esta información es mayor de lo que la mayoría somos conscientes, ya que también nos permite inferir la personalidad de los sujetos que observamos, incluso cuando no se produce ningún tipo de expresión facial y estamos en posiciones neutras o estáticas. Por ejemplo, los humanos, podemos saber con un alto grado de fiabilidad si alguien es extrovertido o está dispuesto a vivir nuevas experiencias solo con verle la cara, según muestran las investigaciones realizadas hasta ahora. Esto implica que, salvo existir una intención de fingir u ocultar, nuestras caras son fuentes de información honesta sobre los rasgos de personalidad que nos caracterizan.

El equipo dirigido por el psicólogo Robert Ward, de la Universidad de Bangor, en el Reino Unido, llevó a cabo un experimento para probar si las personas somos capaces de reconocer la personalidad de otros primates, con la única ayuda de fotografías de individuos en posiciones neutras. El estudio parte de la hipótesis de que si la cara es parte de un sistema de comunicación con un origen que remonta millones de años, entonces los humanos y los chimpancés deberíamos compartir varios aspectos de dicho sistema y entender mutuamente estas señales.

Episodio de Scientific American Frontiers que compara las personalidades innata y adquirida en crías de mono.

Los investigadores clasificaron previamente a los chimpancés en diferentes categorías de personalidad mediante un test diseñado para humanos que se fundamenta en seis factores: extroversión, inestabilidad emocional, apertura a nuevas experiencias, ganas de agradar, carácter metódico e independencia. Cada factor o dimensión lo forman otra serie de rasgos que los distinguen: sociable, activo, dominante, errático, sensitivo, dependiente, temeroso, etc. hasta un total de quince. Estos y otros tipos de evaluaciones similares ya se han usado con éxito en el pasado con grandes simios.

Posteriormente, se pidió a unos estudiantes sin formación previa en primates que identificaran los rasgos de la conducta asociados a los seis factores en varias imágenes de chimpancés que se les mostraban en una pantalla. En otras pruebas paralelas tenían que valorar del 1 al 7 la percepción de la dominancia en varios individuos y, a continuación, clasificar por pares caras de humanos y primates con personalidades percibidas como similares. Los resultados muestran que los estudiantes eran capaces de acertar de una manera precisa entre un 65% y un 70% de las ocasiones. Del mismo modo se encontraron correlaciones positivas en la identificación de los rasgos asociados y en la prueba de discriminación por pares.

Los autores de la investigación sugieren que estos resultados se explican porque las dos especies compartimos una estructura de la personalidad similar, además de las señales asociadas a cada tipo, lo que sugiere un origen biológico y no cultural de esta capacidad, como se creía hasta ahora. Estas pruebas vienen a sumarse a otras que ponen de manifiesto la continuidad entre el hombre y el resto de los grandes simios.

Ahora, el siguiente reto consiste en identificar qué señales o pistas son las que usamos para hacer este tipo de inferencias tan importantes en el día y día, que nos ayudan a tomar decisiones tan relevantes en la supervivencia, como por ejemplo con quién mantenemos relaciones y con quién no.

Ejemplos de señales de honestidad en dos hembras de chimpancé, cuya personalidad es más dominante en la de la izquierda. Ambas imágenes fueron elegidas por un 70% de los participantes en el experimento citado en el texto.

Dos mujeres, en los citados experimentos, mostrando baja (izquierda) y elevada (derecha) extraversión.

23 pensamientos en “Mírame y te diré cómo eres

  1. Sí, y lo hacemos de una manera tan automatizada (lo de detectar esos signos en nuestros semejantes), que la mayoría de la veces no somos ni conscientes de ello y por eso a veces alguien “nos cae bien” o “no nos cae bien” incluso antes de hablar con él y no somos capaces de explicar el por qué.

    Un saludo.

  2. Sí, pero insisto en que sospecho que también ese tipo de ‘suposiciones’ son las que acarrean problemas importantísimos todos los días. Las sociedades enteras y sus interrelaciones a todos los niveles se basan en esa supuestamente infalible ‘confianza-desconfianza’. Los autistas han sido y son todavía tildados de ‘insensibles’ y cosas peores porque no muestran en la cara sus sentimientos, por esa confianza ciega en ese ‘superpoder’. Y no estoy acusando a nadie sino a todos: también los autistas más funcionales aprendemos trucos de esta magia y… nos equivocamos a fondo.

  3. Si , la primera impresión puede resultar fiable la mayoría de las veces, pero deberíamos concedernos el beneficio de la duda, algo que en general no se concede….. las mujeres aplicamos entre nosotras un cierto sentido comparativo-competitivo-físico lamentable.

  4. Recomendaría leer los libros de Paul Ekman, que es una de las mayores referencias mundiales en este tema, “Emotions Revealed” y “Unmasking the Face”. Son bastante interesantes en el tema de las microexpresiones faciales… No sé si estarán editados en español.

  5. Hola, grácias, me parece muy interesante. Pero he de decir, que quien tenga en casa o mantenga contacto con algún animal, su semblante, cambia. Anque hay muchas personas que no lo aprecian, si se nota, un peroo, un conejo etc. Grácias es un placer escucharlo o leerlo

  6. Lo mas seguro es que me equivoque, sin embargo no entiendo el enlace;
    no he podido entender nada sobre las expresiones y pienso que el video ( por cierto muy bueno e interesante) no tiene nada que ver con el titulo de “mirame y te dire como eres”. No se si es que mi ordenador no me ha pernitido leer todo el articulo ¿?

  7. Hola! es un tema muy apasionante y a mi lo que me llama la atención es que algunas personas que se dedican a un oficio en concreto tenga apariencia con algún animal que lo relacione no se si me explico bien,por ejemplo por supuesto sin ofender,un carnicero muchas veces tiene cara de cerdito,o un carpintero cara de ardillita o conozco uno que tiene el pelo como un pajaro carpintero.No se si es coincidencia pero yo capto eso si alguien ha notado eso tambien, podria responder.
    y otras persona que tienen verdadera cara de bruja y cuando las conoces te dice si es que su cara lo decia.Le ha pasado eso a alguien.

  8. Pingback: Expresión facial y personalidad. « DOCERE MOTIO

  9. Dice: “Esto implica que, salvo existir una intención de fingir u ocultar, nuestras caras son fuentes de información honesta sobre los rasgos de personalidad que nos caracterizan.”

    Los psicópatas son grandes manipuladores y engañana a mucha gente ¿cómo se explica eso desde este punto de vista?




    http://video.google.com/videoplay?docid=-1075016585121143295&hl=es#

    http://www.respuestasveganas.org/2010/06/ponerologia-politica-una-ciencia-de-la.html

    Conclusión: las apariencias también engañan.

    Saludos,
    David.

  10. Os aconsejo la serie TV Lie to me (Miénteme) sobre microexpresiones faciales que dan en NOVA los viernes a las 10, está muy interesante

  11. En referencia a lo escrito por David; pienso que el termino de “engaño” no es el mas acertado para describir el comportamiento de un psicopata, mas bien yo diria que confunde o desorienta ya que su expresion no acompaña al sentimiento ya que carece de este y cuando me refiero a los sentimientos, hablo de las emociones relacionadas con la empatia.
    Lastima que sigo sin poder leer la totalidad de este articulo, ( expresion de mi cara :C ) si embargo concluyo que efectivamente nuestras expresiones hablan de nuestras emociones o como comunmente siempre se ha dicho; la cara es el espejo del alma.

  12. Estimado David, no hemos querido decir en el artículo que no quepa posibilidad de errar. Lo significativo es que se acierta en un elevado número de ocasiones, muy por encima de la probabilidad de que sea por azar, incluso a la hora de evaluar una especie que no es la nuestra. En ningún momento queremos transmitir la idea de sea infalible. Saludos y muchas gracias por participar. Pablo Herreros.

  13. Siempre me conmueve ver muchos de los gestos y gestos unidos a movimientos de cabeza de los primates por que son exactamente iguales a los nuestros.

  14. la cara es elespejo del alma. Llevo más de treinta años viendo las caras o expresiones de la gente al entrar en el comercio de mis padres, en un barrio, y a algunas personas dos o tres veces al día, cinco o más veces a la semana, y sin conocerles mucho, casi podrías escribir su biografía, sabes si le va bien el cole, si le gusta una persona o si tiene problemas, según sonríe o frunce el ceño al oir determinadas palabras o frases dichas de otra persona que está hablando en el entorno, aunque la conversación no vaya con esa persona, ahí estoy yo observando, como si de un programa de “el hombre y la Tierra”, se tratara, y ellos inconscientes, rellenando formularios no preguntados ni entregados, casi como esos olores que desprenden los animales, feromonas? que dan información a los individuos de su misma especie.

  15. Es cierto que por poco que nos esforzemos en observar a los demás ,hay gestos y señales que nos dan mucha información sobre la personalidad y caracter de las personas con las que tratamos, la forma de mirar,si es una mirada huidiza o una mirada que mantiene la nuestra con firmeza…unas manos nerviosas o tranquilas…gestos o ademanes que no se controlan.. por mucho que se intente fingir u ocultar , un buén observador sabrá sacar sus conclusiones…

  16. Es cierto que que observándo las expresiones y gestos de las personas con las que tratamos ,podemos descubrir muchas facetas de su personalidad,la mirada ,que puede se firme y mantener la nuestra ..muestra una persona segura de si misma y con una autoestima elevada, en cambio una mirada baja o huidiza demuestra un carácter timido e inseguro y lo mismo una risa nerviosa o unos ademanes que no se controlan ..el movimiento de las manos,el gesto de atusarse el pelo…son “señales” que darán muchas pistas de como somos en realidad,aunque pretendámos ocultárlo o fingir en un momento determinado…..

  17. He tenido el tiempo de ver los enlaces que acompañan el mensaje de David y la verdad son muy interesantes; yo personalmente me siento muy atraida por el estudio del comportamiento de estas personas puede que por influencia de estudios serios por parte de un familiar doctorado en criminologia. Es un fenomeno muy interesante sin embargo no lo uniría con este tema ya que obviamente se habla de patrones de conductas estadisticamente mayoritarios y me atrevo a decir que normales.

  18. Es un tema interesante. Lo relaciono con pruebas de aprendizaje que se realizan con grandes simios y en los cuales se han logrado resultados asombrosos: con teclado de signos se ha conseguido que un ejemplar haya llegado a conocer 3000 palabras y construya frases coherentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s