Héroes animales, publicado en elmundo.es, blog “Yo, mono”

En un mundo en el que los animales son sólo cosas o instrumentos para algunas personas, sociedades y hasta religiones, me siento en  deuda con los animales que han salvado vidas, tanto humanas como no humanas.

Porque con la excepción de algunas personas, los animales no hacemos distinción a la hora de echar una mano. La famosa “ley de la selva” es un sólo un mito. Tan sólo una pequeña parte de la historia. Lo que sucede en la naturaleza que nos rodea, de la cual formamos parte todos nosotros, poco o nada tiene que ver con esa imagen tan negativa que nos han transmitido. El cuidado mutuo, la ayuda o la cooperación han jugado un papel mucho más importante en la evolución de las especies que la violencia y la muerte.

Por ejemplo, hace unos años, en un zoo de Chicago un niño cayó por accidente a la instalación de los gorilas quedando inconsciente. Los machos, aunque tardaron en reaccionar unos segundos, comenzaron a hacer movimientos y sonidos amenazadores que presagiaban lo peor para el pequeño. De la nada, apareció una hembra de gorila, que a toda prisa, agarró al niño y defendiéndolo de los compañeros lo llevó hasta la puerta de acceso, desde donde los cuidadores pudieron rescatarlo con vida.

Porque conviven con nosotros y debido a la alianza que nos une desde hace más de 20.000 años, los perros se llevan la medalla de oro en la olimpiada de los héroes. Sólo en este año se han contabilizado decenas de casos de salvamento protagonizados por canes no entrenados para tal fin. El día de acción de gracias por ejemplo, una familia del estado de Georgia, en Estados Unidos, fue tiroteada por error desde un coche. Noah, una pastora alemana que vive con ellos desde hace años, se interpuso entre el pistolero y los niños, recibiendo ella misma el impacto de las balas, lo que salvó a los pequeños de una muerte segura. Desgraciadamente, Noah murió desangrada pocos minutos después sin que nadie pudiera hacer nada para salvarla.

De hecho, la empatía de los perros hacia los humanos es un hecho constatado científicamente. En varias pruebas se ha demostrado se se acercan más para buscar el contacto físico y consolar a humanos tristes o que gimen, frente a otros con expresiones neutras. Es decir, entienden de alguna manera nuestro estado emocional. Un caso en el día a día reciente, ocurrió en Carolina del Sur, cuando una mujer que se dedicaba a cuidar niños, fue atacada por un perro porque estaba maltratando al pequeño de su casa en ausencia de sus padres.

La lista es infinita. En el estado de Nueva York, hace unos meses, otra familia se libró de morir carbonizada gracias a los avisos de un macho de Golden Retriever que fue recogido de la calle abandonado y bautizado con el nombre de Teddy. Aunque el perro suele dormir en la planta baja de la casa, donde se produjo el incendio, cuando comenzó el suceso, subió corriendo a despertar a sus dueños ante el peligro inminente. Cuando el dueño de la casa, William Vanzandt, bajó corriendo las escaleras, la planta estaba envuelta en llamas. De no ser por Teddy, uno o dos minutos más tarde hubieran fallecido él y su esposa. Una estupenda manera de devolver el favor a la familia. Y eso sólo contando los casos espontáneos, sin tener en cuenta los miles de perros guía que asisten a los ciegos o los destinados a la búsqueda de personas entre escombros o bajo tierra.

Pero también los animales se auxilian entre ellos. Hace menos de un mes, en la ciudad india de Kanpur, un macaco cayó quedando inconsciente sobre las vías del tren tras recibir una gran descarga eléctrica cuando caminaba sobre los tendidos eléctricos. Un compañero, rápidamente trató de rescatarle y reanimarle mediante mordiscos, movimientos buscos y empujones para que volviera en sí. Tras veinte minutos de intentos desesperados, el macaco herido recuperó la conciencia y comenzó a moverse por sí solo. Todo un éxito de intervención.

Y aún más interesante es el hecho de que el impulso salvador no sólo se producen con miembros de la misma especie. En octubre del año 2008, un perro australiano llamado Leo salvó de la hoguera a varias crías de gato que se habían quedado encerradas cuando se desató un incendio en la casa donde convivían. La familia propietaria de la vivienda pudo escapar, pero Leo se negó a abandonarla y permaneció junto a la camada hasta que los bomberos acudieron a rescatarlos. Momentos después, el heroico perro tuvo que ser reanimado ya que perdió la conciencia y había dejado de respirar.

Otro caso de este tipo es uno de los vídeos más vistos en internet. En la grabación se ve cómo una hembra de guepardo da caza a una hembra de primate justo en el momento en que ésta se encuentra dando a luz. Entonces la escena cambia de significado por completo. La gueparda pierde interés en su presa. No se la come y comienza a sentir empatía por la recién nacida. De algún modo la adopta y comienza a limpiarla a lametazos. También la da calor y protege de las hienas que merodean esperando la ocasión para cenar.

Hay personas que creen que los animales son más buenos que las personas. Yo prefiero decir que los animales nos recuerdan lo que es ser un verdadero humano.

Un pensamiento en “Héroes animales, publicado en elmundo.es, blog “Yo, mono”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s