Contaminación acústica y salud

Pregunta de un lector:

“Desde hace unos años, cuando me trasladé al domicilio de mi marido, se me están disparando las enfermedades autoinmunitarias por problemas con el ruido de un restaurante situado debajo de mi casa. He pasado de tener una simple alergia a pólenes en la que tomaba medicación a un asma severo. He desarrollado hipotiroidismo primario autoinmune, estoy con problemas de menopausia desde ese mismo año y se me ha retirado la menstruación aún con las hormonas. Llevamos llamando a la unidad del ruido de mi ciudad desde ese mismo año con mediciones positivas. He estado con terapia de relajación con una psicóloga pero no me da resultado. Nuestros sueldos no nos permiten ni alquilar otra casa, ni comprarla.”

 

Responde: Pablo Herreros

 

El ruido, definido como sonidos indeseados, es un factor estresante ambiental que afecta a muchas personas en la sociedad actual. Desde hace décadas se sabe que los ruidos fuertes alteran la correcta ejecución de tareas complejas, modifican el comportamiento social y generan malestar. En niños, suele provocar problemas de comprensión en la lectura y en la memoria a largo plazo.

Existen publicadas una gran cantidad de investigaciones cuyos resultados muestran que hay una relación entre una exposición prolongada a fuertes ruidos y la prevalencia de algunas enfermedades en la población. En unos estudios realizados en los años ochenta en los alrededores de los aeropuertos británicos de Heathrow y Gatwick por la Autoridad de la Aviación Civil, se pudo demostrar que existen graves consecuenciassobre los periodos de sueño de las personas que habitan estas áreas. Además, existen indicios de que ante estímulos auditivos intensos y prolongados, segregamos mayor cantidad de la catecolamina, una hormona asociada al sufrimiento de estrés.

Más recientemente, otro estudio realizado por Stephen Stansfield y Mark Matheson, se han encontrado evidencias de otros efectos en la salud. Por ejemplo, en los lugares donde hay mayor contaminación acústica, es más fácil padecer de hipertensión. También está asociado a problemas psicológicos aunque no existe una patología específica provocada por este tipo de causas. Más bien parece aumentar las probabilidades de aparición de otras, como pueden ser la depression y los trastornos de ansiedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s